Energía renovable a través de la evaporación del agua


Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia (EE UU), han sido capaces de producir energía renovable al capturar el agua de la evaporación utilizando esporas bacterianas .

El agua de la naturaleza está en constante transformación, proceso que contiene una enorme potencia y energía.  En la Universidad de Columbia, un equipo de investigadores no se conforma con capturar energía cuando el agua cae de las nubes. Quieren ir más lejos y estudian la forma  de capturar de forma efectiva  la energía de la evaporación que hace que el agua se introduzca en el aire y en la atmósfera.

La evaporación es un proceso muy poderoso y una fuente de energía renovable hasta el momento muy poco explotado tan complejo, que necesita para su investigación reunir en un mismo laboratorio a químicos, ingenieros y biólogos.

La investigación se realiza estudiando las esporas bacterianas y depositándolas en cintas de plástico que permite que se extiendan y contraigan. Las esporas bacterianas existen principalmente en sitios secos y cuando cambian a un ambiente húmedo absorben parte de la humedad comenzando a crecer, y cuando vuelven a estar secas de nuevo se vuelven a encoger, o sea pueden expandirse y contraerse en función del grado de humedad.
 
Con este sistema los investigadores han creado varios aparatos para aprovechar la energía de la evaporación.

La máquina de evaporación se sitúa sobre una superficie de agua y según la humedad de la superficie que entra en el aparato cambia la forma de la cinta de plástico que está formada por una serie de persianas (que permite que se extiendan y contraigan). Cuando las persianas se abren, la humedad se escapa del aparato y cuando las persianas se cierran la humedad alimenta el aparato. De esta forma se puede almacenar y liberar de una manera controlada el potencial de la evaporación.

Un segundo aparato llamado molino de humedad, consiste en una rueda con pestañas de esta cinta de plástico recubiertas por un lado con las esporas. La mitad de la rueda se encuentra en un entorno seco, haciendo que las pestañas se curven, y la otra mitad se encuentra en un ambiente húmedo, donde las cintas se estiran. Como resultado, la rueda se mantiene en movimiento girando continuamente y actuando como un motor rotativo.

Esta es una nueva forma de tecnología para generar energía renovable que se puede aplicar en muchos ámbitos diferentes, como lugares  sin  electricidad al no contar con una infraestructura eléctrica.

La evaporación podría resolver dos de los problemas actuales: la producción sostenible de energía y el ahorro en el uso del agua.



analaqua · Laboratorio medioambiental · Análisis de agua · C / Isla Formentera, 18 bajo derecha · 46026 Valencia · Tel. 963 820 002 · Nota legal